24 junio, 2017

CAMARADAS Y AMIGOS

Tengo el deber de dirigirme a los lectores de este blog, aunque nunca he sido bueno para dar explicaciones, y sinceramente me es una tarea no muy grata para mi dado que he caminado hasta aquí solo preocupándome de no errar el camino, sin preocuparme de los que tal vez vieron en mis palabras alguna guía, para ellos escribo esto. He tomado a mi riesgo y responsabilidad decisiones aventuradas, he ido por senderos a ciegas incluso solo con la firme convicción de ir siempre un poco mas allá y de acercarme cada vez mas a la Verdad cueste lo que cueste, ha sido mi convicción y no he fallado.

Camaradas de camino, ustedes así como yo fueron tras la conquista de lo imposible para el hombre mortal, y se aventuraron en construirse el puente hacia lo desconocido. Apostaron todas sus fichas en el juego y esperan aún una retribución cierta, mas allá de solo las fábulas a la que nos han tenido acostumbrados los escritores guerreros de teclado que no han traspasado ni un ápice el límite hacia lo divino y sobrenatural, sedientos todos de experiencias, de seres luminosos, de seres terroríficos, de mujeres sabias y libertinas. Que nos pueden entregar ellos ahora si los dioses se niegan a hablarnos? 
Día tras día, ese fue mi afán, en la vigilia y en el sueño, esperando una conexión con lo Real mas allá de las fronteras de este círculo en el cual habíamos quedado varados. Yo lo sentía así...

Con la Sabiduría Hiperbórea hemos especulado mas allá de todo lo conocido, hemos ido mas allá hacia lo incognoscible, siempre en un viaje mental, siempre en un sueño despierto, y tomando acciones totalmente coherentes con lo establecido por el Pontífice. Camaradas nos hemos llenado de especulación intelectual, nos hemos vuelto expertos en el arte de dar explicaciones mentales a todo lo existente e inexistente, pero he aquí lo doloroso: Nada ha cambiado, seguimos igual, quejándonos de las mismas cosas, todo el tiempo, sufriendo por las mismas cosas, soñando con lo mismo una y mil veces mas, y sobre todo camaradas, cayendo en las mismas cosas de siempre, no hemos sido capaces de ir mas allá de nosotros mismos, no hemos sobrepasado ni un centímetro nuestra estatura asignada para esta vida.

Y todo esto solo por una razón camaradas: No tenemos Poder.
Poder que solo se gana si se sigue un camino vivo, y el camino de la Sabiduría Hiperborea camaradas no tiene guía, solo hemos tenido los libros, una que otra historia por aquí o por allá, alguno que otro camarada que osaba hacer algo distinto, o que vociferaba un nuevo encuentro con lo divino, que al tiempo llegaba a lo mismo, nada nuevo bajo el sol.

Así estaba yo, interiormente y exteriormente, cuando recibí una señal, una luz distinta, se avizoraba en mi horizonte, me acerque tímidamente, tentando el camino, como un ciego que teme dar un paso en falso, y se descorrió el velo, se me preguntó: Está usted decidido a ingresar a nuestras filas y seguir nuestras instrucciones? Si, respondí, no tenía nada que perder, ya estaba hastiado de sueños y promesas para niños, asumí el riesgo y me lancé a un viaje de descubrimiento y de maravillas que no cesan de pasar ni un solo día.

Camaradas esta es mi experiencia, y el camino vivo del que estoy hablando es el de la Tradición de la Aria Áurea Catena, un camino con Poder, el sueño ahora ya no es una especulación o una idea rara acerca del origen y del destino de la humanidad sino algo que se devela por si mismo, dando no solo luz espiritual, mental, psíquica sino fuerza en la acción, confianza frente a la adversidad, confianza mas allá de la duda de ganar o perder, solo confianza...

Lo que ha sido revelado ahora camaradas, es una oportunidad para todos nosotros, de alcanzar nuestro alto destino, por eso escribo esto porque se que muchos querrán saber mas, y yo con todo gusto y además por que mi Honor es Lealtad los conduciré hacia donde fui conducido por mi propio espíritu.

¡¡¡Gott Mit Uns!!!

¡¡¡¡Que los dioses ha quienes no se les ha hecho justicia estén con nosotros!!!!

ALAF SAL FENA

¡¡¡SIEG HEIL!!!

¡¡¡¡HEIL HITLER!!!! 

No hay comentarios: